05/12/2022

Tarragona y Reus se preparan para poner en marcha las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE)

.


Las ciudades de más de 50.000 habitantes se preparan para poner en marcha sus planes antes del 2023, como los obliga la ley. Las grandes capitales catalanas están empezando a trabajar sus planes de zonas de bajas emisiones (ZBE), similares a la que ya funciona Barcelona.

Las primeras que tendrán que tener sus planes terminados, antes del 2023, son las poblaciones de más de 50.000 habitantes. Así lo establece la ley española. Además, según el Acuerdo para la Mejora de la Calidad del Aire que firmaron en marzo ayuntamientos, diputaciones y gestores de infraestructuras, antes del 2025, se tendrán que añadir los municipios de más de 20.000 habitantes.

La ciudad de Tarragona, tiene la previsión de ejecutar el plan en dos fases para implantar la ZBE. La primera fase de la futura zona de bajas emisiones comprenderá desde la Part Alta y los Eixamples hasta la zona del puerto. El objetivo de la capital es la construcción de aparcamientos disuasorios en las afueras, y que los ciudadanos se desplacen a pie, en bicicleta o transporte público hasta el centro.

PREVISIÓN EN TARRAGONA-CANAL 324

En Reus incluirá la zona más comercial. La redacción del proyecto de zona de bajas emisiones todavía no está terminado, pero lo que ya se sabe es que incluirá el Tomb de ravals, donde se concentra la actividad comercial de la ciudad.